"Bienvenidos al portal donde padres, estudiantes , educadores, profesionales y todo aquel interesado en el area de educacion especial y la psicopedagogia podra encontrar informacion de su interes"...Participa!!!!.




Buscador Interactivo

CONSULTAS ONLINE

CONSULTAS ONLINE

Nueva direccion

Nueva direccion

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE
Edades de 8 a 16 años

22 sept. 2010

¿Cómo escoger una buena escuela para mi hijo con Dificultad del Aprendizaje?...Lcda. Luisa Carrasquel R.

Solicitar un cupo en una nueva escuela, cuando en la anterior “nos han sugerido un cambio de ambiente” por bajas calificaciones y mala conducta, supone todo un desafío y stress para la familia con un hijo con Problemas de Aprendizaje y Conducta. Sé por experiencia propia que muchos ambientes escolares no favorecen el aprendizaje de estos estudiantes, o cuentan con muy poca preparación para poder sobrellevar su presencia en las aulas de clases. Profesores sobrecargados, directivos exigentes e inflexibles y proyectos extra cátedra, resta tiempo y energía para que el centro pueda orientar sus acciones hacia la integración de los estudiantes de forma más armónica y objetiva.

Como padres, solo queda asimilar la función de “celestinos” de nuestros hijos, para el tan anhelado “título de bachiller mínimo” que tantos necesitan. Pero ¿Qué podemos hacer para lograr una buena educación?

En primer lugar debo aclararte que la mejor educación en valores surge desde casa, es a ti que te interesa que tu hijo sea respetuoso, responsable, y cumpla con todas sus actividades, así que te toca iniciar desde casa la labor de enseñar a cada momento del día. Créate una agenda personal donde escribas cuales son las debilidades personales que tiene tu hijo que mejorar y empieza por lo más sencillo. –Debe ser más educado, por ej.-, inicia por enseñarle que cada visita que llegue a casa debe sonreír y decirle buenos días., o cada vez que le des agua, recuérdale que diga “gracias mama”, un niño educado y respetuoso favorece la aceptación de la docente, y por ende estará más dispuesta en apoyarlo.

Desecha de antemano los colegios “grandes y famosos de la ciudad”, tu hijo no tiene por qué estar dentro del estándar social, debe aprender para la vida, estos colegios tienen menos posibilidades de brindarte el apoyo que necesitas, y por lo general no cuentan con un buen departamento de orientación que pueda ayudarte, o no se dan abasto con tantos casos, así que prefiere colegios pequeños, eso sí, bien preparados y cómodos. Entrevístate con la directora, exponle tu caso, llévale el informe psicopedagógico, psicológico, o el que tengas a mano, observa sus reacciones (si sus gestos son comprensivos, ¡llegaste a buen puerto!), antes de pagar la inscripción solicita conocer la maestra del curso, ofrécele la misma información, observa si te presta atención, si le interesa ayudarte, consulta con otros niños egresados del grado sobre la personalidad de la maestra, eso sí ¡pregúntale a los niños, no a los papás!, ellos por lo general siempre son honestos y luego toma decisión.

Comprométete a ser constante con las visitas al colegio, pide copia del Proyecto Pedagógico de Aula, del programa que darán todo el año y ten a mano toda la información que requieras para los estudios, pídele el numero personal a los profesores, llámalos, ¡eso sí en horarios de oficina!, elabora un horario semanal visible en casa de las labores, exámenes y maquetas que deben entregar y actualízalo todos los domingos. No espera que te citen, visita el colegio, mínimo 2 veces al mes. Se educado, paciente y empático con el personal. Por último elabora una carta de agradecimiento mensual a la docente que más te apoye, recordándole lo valiosa que es su colaboración, así son muchas las barreras que se rompen. Recuerda que tener hiperactividad o dificultad de aprendizaje no es sinónimo de mala educación o falta de respeto. Así que ten claro que muchas veces lo que causa que en el colegio de tu hijo no le presten ayuda es el descuido de algunos padres y la falta de educación con la que se dirigen al personal. ¡Que no sea tu caso! Animo y sigue en la búsqueda.

9 sept. 2010

¡Mi hijo no aprende a leer! ¿Sera esto un principio de Dislexia?

A pesar de que el proceso de aprendizaje de la lectura y la escritura en la escuela formal venezolana se espera que inicie durante el 1er grado, la importancia de la educación inicial es elemental para preparar al niño o niña de seis años para lograr las destrezas previas al aprendizaje de esta. Aunque según investigaciones en psicología evolutiva, a partir de los 4 hasta los 8 años, es el periodo donde este proceso puede enseñarse y consolidarse, hay que estar atentos si durante ese tiempo (los primeros tres años escolares), aparecen signos de una posible dislexia.

En la población estudiantil venezolana se promedia entre un 10 a 15% de personas con dislexia, presentes en una proporción de 5 varones por cada hembra que la presenta, constituyéndose un problema de aprendizaje muy común.

La dislexia del desarrollo puede definirse como una discapacidad específica y persistente para adquirir de forma eficaz las habilidades lectoras que le permitan al niño/a alcanza con normalidad aquellos aprendizajes mediatizados por el soporte escrito. Esta discapacidad se mantiene a lo largo de toda la vida escolar, en mayor o menor grado, y se encuentra relacionado con una alteración del neurodesarrollo y un coeficiente intelectual normal.

Una de las acciones, que como padres preocupados pueden identificar seria conocer si en la familia hay personas con dislexia (papá, hermanos, tíos), abandono de la escuela, o dificultades en la comprensión lectora. De los 3 a los 5 años, el niño disléxico puede tener un desarrollo lento del habla y dificultades de pronunciación, aunque no siempre tiene que haber dificultades relacionadas con el lenguaje oral, pueden aparecer problemas para aprender rutinas y memorizar números, letras, los días de la semana, canciones o los colores; dificultades con la manipulación de sus prendas de vestir (abotonar o subir cierres), etc.

Entre los 6 y los 8 años, la mayor complicación que presentan es en la asociación letra-sonido. Otras dificultades que aparecen más raramente en la literatura son dificultades en operaciones de lógica espacial (confunde derecha e izquierda) y en la memoria secuencial, copia de letras invertidas (b por d, p por q, etc), y dictados donde se observan uniones de palabras (por ejemplo: elarbol, al guien) En algunos casos, comienzan a evidenciarse déficits en otras áreas académicas, como por ejemplo las matemáticas. En la mayoría de los casos esta discalculia se debe a dificultades de comprensión en los enunciados de los problemas por no darse la comprensión lectora.

El aprendizaje de la lectura y la escritura es tan elemental para el desarrollo de la vida diaria, que ante una dificultad de esta índole es necesario solicitar atención psicopedagógica para que este proceso se consolide de forma óptima, ante la presencia de un hijo que le cueste la lectura y la escritura, pues tal discapacidad no se soluciona si no recibe la atención especializada y puede representar un obstáculo en la vida escolar de la persona que la posee. Existes muchas técnicas para enseñar el aprendizaje de la lectura, que sería conveniente solicitar el apoyo de un psicopedagogo para lograr superarlas.