"Bienvenidos al portal donde padres, estudiantes , educadores, profesionales y todo aquel interesado en el area de educacion especial y la psicopedagogia podra encontrar informacion de su interes"...Participa!!!!.




Buscador Interactivo

CONSULTAS ONLINE

CONSULTAS ONLINE

Nueva direccion

Nueva direccion

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE
Edades de 8 a 16 años

30 mar. 2011

¡Mi bebé no me mira!, ¡no me habla y tiene comportamientos extraños!¿Qué es ser un niño con Autismo? Parte II

El autismo se clasifica en 5 tipos: Autismo Clásico o de Kanner (severo), Trastorno Generalizado del Desarrollo (PDD/NOS, moderado a leve), Trastorno Pervasivo del Desarrollo (PDD, leve), Síndrome de Rett (autismo con degeneración motora, sólo afecta a niñas) y Síndrome de Asperger (alto funcionamiento). La nomenclatura puede variar de un país a otro, citando por ejemplo que al PDD/NOS lo clasifican también como Autismo Atípico o como Trastorno Generalizado del Desarrollo No especificado. Al PDD también se le conoce como Trastorno Regresivo del Desarrollo o Trastorno Desintegrativo Social.

Lo importante es obtener la valoración del psicólogo así como descartar por parte del neurólogo algún otro trastorno que pudiese presentar el niño. La medicación puede ayudar en algunos casos pero no debe considerarse solución única o determinante, porque la intervención con terapias de Modificación de Conducta, Terapia de Lenguaje y Psicopedagógicas son las que corregirán las conductas del niño así como también moldearán sus habilidades.

Como su definición lo dice, el autismo es un síndrome, no es una enfermedad y por lo tanto no existe cura. Se puede mejorar la calidad de vida de quien lo padece y enseñarle nuevas habilidades con la intención de hacerlo más independiente. Pero como en el Síndrome de Down y otros trastornos del desarrollo, el individuo que lo tenga será autista toda su vida. Son pocos los casos de niños que en su edad adulta logran la independencia total, pero las experiencias exitosas de algunos investigadores señalan sutilmente que en mayor medida se puede lograr salir del espectro aquellos que presentan un autismo de tipo moderado a leve y que reciben terapia de modificación de conducta (ABA siglas en Ingles).

Lo primero que los padres deben obtener es un diagnóstico de un psicólogo buscando principalmente su valoración, pues basado en ello se determina qué es lo se debe trabajar en el niño. Aún cuando a simple vista es evidente el cuadro del autismo, no es posible, a través de una corta observación, determinar la forma de intervención.

Debido a que el niño con autismo tiene su apariencia física normal y que su desarrollo inicial fue igual al de los demás, es frecuente la negación del mismo. Es correcto buscar segundas opiniones para estar seguros, pero deben evitar aquellos profesionales que darán un diagnóstico falso para dejar contentos a los padres, puesto que sería un vil engaño y se dejaría al niño sin la oportunidad de ser intervenido adecuadamente cuando aún es pequeño.

En el caso de tener diagnósticos encontrados, busque siempre una tercera opinión asegurándose que el psicólogo tenga amplia experiencia en el tema. Busque el apoyo de otros padres y principalmente, cuide su estado emocional y el de su pareja, pues su hijo los necesita a ambos. Por lo general, los hombres tardan más en asimilar la situación de sus hijos y es un período de dolor normal que puede prolongarse por meses y hasta años. De ser así, busque la asesoría psicológica adecuada.

Evite comparar a su hijo con otros niños con autismo, porque cada uno es diferente y sus necesidades son igualmente variantes. Aquello que funciona en otros niños puede no ser lo adecuado para su hijo; sea abierto para escuchar y valore todas y cada una de las opciones que se le presentan. Su mejor aliada siempre será la objetividad. Evite tomar decisiones impulsivamente.

El cumplimiento de las sugerencias de los especialistas, el seguimiento de las terapias con constancia y la aceptación contribuyen en gran medida al desarrollo de los hijos con autismo. Una vez preparados para el mismo, es también posible la escolarización en escuelas especiales dedicadas a la atención de niños con el síndrome. Dependiendo de la evolución puede considerarse la integración a un centro escolar regular, siempre que el niño cumpla con las normas necesarias para la integración escolar y que tenga las habilidades necesarias.

Algunas personas cercanas emitirán recomendaciones y juicios erróneos y sin sentido, lo cual es por ignorancia misma sobre el tema. Considere que hasta antes que usted tuviese un hijo con autismo, poca atención había prestado al tema e igual sucede con todos los demás. Tenga paciencia y enséñeles a conocer a su hijo. Por último, recuerde que nuestro fin en la vida es lograr la felicidad y que ese niño, necesita de usted. Ahora más que nunca debe estrechar el vínculo con su pareja y su familia. No es tiempo de reproches, ¡es tiempo de actuar!

¡Mi bebé no me mira!, ¡no me habla y tiene comportamientos extraños!¿Qué es ser un niño con Autismo? Parte I

Todo padre que ha deseado tener a sus hijos espera con ansias los primeros pasos del desarrollo de este. Nos enternecemos cuando nos miran sus ojitos, aplaudimos sus primeros intentos de decir mamá y papá, sus primeros pasitos y nos encanta comprarle juguetitos para que se diviertan disfrutando con otros niños. Cuando estos primeros pasos no se presentan o se diferencian de la forma de ser de otros bebes, debemos estar alerta para atender cualquier posible Trastorno de Desarrollo Infantil.

El autismo es uno de los más comunes. Se estima que el autismo afecta a cuatro de cada 10.000 personas, dependiendo del criterio de diagnóstico usado. En Estados Unidos, por cada 150 niños uno es diagnosticado con autismo, se cree que la incidencia está en aumento, y los números de diagnósticos en Venezuela cada día son mayores. Este afecta cuatro veces más a los hombres que a las mujeres, y se puede encontrar en todo el mundo, sin importar raza, cultura o posición social.

El autismo es un trastorno del desarrollo, permanente y profundo. Afecta a la comunicación, imaginación, planificación y reciprocidad emocional. Los síntomas, en general, son la incapacidad de interacción social, el aislamiento y las estereotipias (movimientos incontrolados de alguna extremidad, generalmente las manos).

El bebé autista puede pasar desapercibido hasta el cuarto mes de vida; a partir de ahí, la evolución del lenguaje queda estancada, no hay reciprocidad con el interlocutor, no aparecen las primeras conductas de comunicación intencionadas (como miradas, echar los brazos para pedir que los carguen, o señalar para pedir algo...).

De acuerdo con el estudio de Gillberg es posible reconocer el Autismo en la primera infancia. Los síntomas más comunes recogidos en estudios de este trastorno fueron: peculiaridades en la mirada fija, audición y juego. La evitación del contacto ocular suele estar incluido como una característica de los niños con Autismo. Este rasgo es menos importante que la mirada fija. Muchos niños en la primera infancia no parecen mirar a las personas y muchos no miran a los ojos, pero en el bebé con Autismo la mirada tiende a ser corta y "de reojo".

Las peculiaridades en la audición parecen ser especialmente significativas. Muchos niños con Autismo han sido tomados por sordos en el primer periodo de sus vidas. De hecho, una minoría tiene pérdidas auditivas, aunque puede que no respondan a su nombre o aparentemente no se inmuten ante cambios auditivos en el entorno. Niños con autismo parece que incluso ignoran aquellos sonidos fuertes que podrían alarmar a la mayoría de los niños. Esto puede estar relacionado con una falta de interés por lo que les rodea. Podría deberse a anormalidades en la percepción, ya que niños con Autismo pueden parecer especialmente sensibles a ciertos sonidos. Por ejemplo, un niño con Autismo puede desarrollar una fascinación por sonidos particulares tales como los hechos por la rotación de un juguete, o responder al sonido de un caramelo mientras se desenvuelve desde una distancia considerable. Otros sonidos pueden ser la causa de extrema angustia, tales como la sirena de la policía o el ladrido de un perro.

En niños pequeños, el juego y la actividad social están estrechamente relacionados y es en esta esfera del desarrollo donde los padres notan que su hijo es diferente. Los bebes con autismo pueden mostrar falta de interés en aquellos tipos de juegos con los que más disfrutan los niños de corta edad, como los que implican una interacción social con los padres. La falta de la actividad de compartir parece ser significativa. En el estudio de Frith y Soares, 13 de 173 respuestas de padres con hijos con autismo indican la ausencia de interés, no tomar parte en juegos de bebes y no querer compartir actividades.



El Autismo es multifactorial, o sea, que es causado por muchas cosas, eso nos dice que nadie tiene seguridad de qué es lo que lo causa, no está demostrado que lo origina (etiología) o desencadena. Sabemos que hay en los autistas una o varias anomalías como:

Las Anomalías estructurales en el cerebro (existen estudios que demuestran diferencias en la estructura del cerebro de los autistas, en relación a un cerebro normal), anomalías histológicas (anomalías a nivel de grupos celulares) en el cerebro, trastornos metabólicos de los aminoácidos (Ej. Purina (aminoácido) + ácido úrico aumentado, glucosa sin oxígeno producen ácido láctico que está aumentado) o las enzimas necesarias para metabolizarlos, procesos patológicos en el sistema digestivo (no digieren bien, pueden tener parásitos no detectados, hongos no detectados como la cándida álbicans), intoxicación con metales pesados o aumento de los mismos en sangre, indicios de afectación crónica (virus lento) asociada al virus de la rubéola, citomegalovirus, herpes simple, toxoplasmosis, sífilis. Afectación del sistema inmunológico teniendo en consideración la relación de linfocitos con receptores y transportadores de neurotransmisores, específicamente la serotonina (aumento de serotonina está relacionada con retraso mental). Neurotransmisores alterados como la Dopamina que se encuentra aumentada en el líquido cefalorraquídeo por lo que en orina sale aumentado el ácido homovalínico (HVA), niveles de Serotonina aumentados en sangre (en el cerebro una hiperactividad del sistema de neurotransmisión opiácea endógena que conlleva a un rechazo de la compañía, al contacto físico y aumento del umbral del dolor.

Si observamos que nuestro hijo presenta estas características es necesario comunicar en primer lugar al Pediatra, quien se encarga de la valoración del proceso del desarrollo del bebe y el niño sano, también puede complementarse con una evaluación neurológica y psicológica para corroborar los déficit presentes en el niño y sustentar la sospecha de diagnostico, también sería prudente hacer una valoración auditiva y visual, una hematológica especializada, una gastroenterológica y una vez obtenido toda la información necesaria abordar el siguiente paso que es una atención psicoeducativa individualizada , terapia de lenguaje, atención nutricional, en ocasiones fisioterapia para la estimulación integral del desarrollo del niño.

En Venezuela existen múltiples asociaciones y especialistas formados en el área de Autismo que pueden brindarte la ayuda que necesitas, tanto para tu hijo como tu familia. Ante una sospecha es prudente una búsqueda de diagnostico y ayuda profesional.

¡No copia! ¡No participa! ¡No acata órdenes! ¡No quiere ir al colegio! ¿Cómo motivar a los niños al estudio?

Las frases expresadas al inicio del título son comunes en algunos padres que observan con preocupación cómo sus hijos dentro del ambiente escolar no rinden de la misma manera como lo hacen en casa o en tareas dirigidas. Esta preocupación aumenta cuando, de visita por el aula de clases la docente manifiesta un listado de conductas negativas, razón por la cual sugiere un “cambio de ambiente “o una evaluación especializada.

Si bien, muchas de estas características pudieran ir asociadas a algún problema de aprendizaje o de conducta que requieren intervención, hay que tener presente que un niño con esta clase de problemas se comportara de la misma forma tanto en el ambiente escolar, como en el familiar.

Si no es así, podríamos estar enfrentándonos a un ambiente escolar que esté trabajando en contra del aprendizaje del niño y un docente (que sin tener la intención de hacerlo) es un gran sugestionador negativo. No podemos seguir atribuyéndoles la culpa de que un estudiante no copie, no participe, no entregue las asignaciones y no se interese por las clases a los padres. Las conductas que aparezcan en el ambiente escolar son responsabilidad del promotor de los aprendizajes, por ende de nada sirve que coloquemos en los cuadernos de nuestros niños las clásicas notas: “hable con el niño porque no quiere hacer la tarea en clases”.

La obligación del ambiente familiar consiste en hacer que los niños tengan todos sus útiles, vayan pulcros al colegio, lleven su merienda, realicen las tareas asignadas para la casa, refuercen los contenidos dados durante el día, lleguen puntuales al colegio y estudien para sus pruebas. Al igual que mantener pagos las mensualidades (si es privado), asistir a las citaciones escolares puntualmente y mantener una actitud de educación dentro del ambiente escolar, tanto con la imagen y con el trato al personal. Demás esta enfatizar, que debe propiciarse un ambiente familiar estable y rico emocionalmente para el desarrollo afectivo, los valores y las relaciones con otros.

Si la situación es generalizada, y no es solo un estudiante quien presenta dichas conductas, es el colegio quien debe reflexionar sobre este tipo de conductas y hacer los ajustes pensando en el ambiente físico (el aula), la relación entre el docente y el estudiante, las técnicas de enseñanza y aprendizaje y los métodos para estimular la motivación.

Considerando que, para que una persona preste atención a un contenido, este debe ser significativo, interesante, importante, aplicable y acompañado de una emoción intensa, y que en ausencia de esto la información presentada ni siquiera llegara a la corteza cerebral de nuestros oyentes , y que la gran parte de nuestra eficiencia está influenciada por nuestro estado emocional, por lo que para el logro de dicho aprendizaje y la demostración del mismo debe tener la persona un estado de ánimo positivo , optimista , relajado, que actúa facilitando la labor del cerebro, debemos reflexionar si nosotros como docentes tenemos esa calidad de ambiente en nuestra aula a la hora de enseñar.

Si nuestro salón es un desastre, desorganizado, si nuestras clases son monótonas, alejadas de la actualidad, con pizarrones atestados de letras sin significado, si nuestro carácter es negativo, autoritario, e insultante, si estamos acostumbrados a resaltar las cualidades negativas de todos, si usamos mucho las expresiones “tu NO entiendes” “tú NO sabes”, “tu No respetas”, tu “nunca”, o tu siempre haciendo la gracias, tu NO; NO; NO, o puedes dar más. Créame profesor que aunque usted no lo esté haciendo de forma consciente, usted es el responsable de esas conductas negativas.

La interacción entre el maestro y sus alumnos es un factor muy importante para el logro de los objetivos. Para que sea exitosa esta debe tener tres cualidades, primero: cada persona debe sentirse respetada y tratada adecuadamente, segundo: la gente debe obtener de esa interacción lo que espera de ambas partes y tercero: cada experiencia debe dar la sensación de complemento y de logro.

Tratar a nuestros estudiantes con el respeto que se merecen, fomenta respeto, ser un líder positivo y destacar siempre los aspectos positivos en un estudiantes, antes que los negativos, estimula al aprendizaje, tener unas expectativas saludables y positivas de nuestros estudiantes, da como resultados buen rendimiento en las actividades, y presentar las actividades de la forma más creativa posible, con ocasiones para experimentar, descubrir, construir y debatir logran que ninguna clase se quede sin copiar. La voz del docente debe ser positiva, estimulante, la actitud debe ser amistosa, comprensiva, respetuosa, siempre resaltando el SI, tú puedes, SI es fácil, SI me entiendes, SI quedo muy bien, SI estas mejorando, SI estoy orgullosa de ti.

Un salón de clases con aprendizaje efectivo luce brillante, alegre y cómodo. Hay que enriquecer las clases con estímulos externos, tales como carteles decorativos, visitas guiadas, películas, viajes, dramatizaciones. Debemos incluir la tecnología en nuestras clases, preparémonos con contenido actualizado y relevante, la planeación estratégica de una lección incrementa dramáticamente las posibilidades de coherencia, estructura e interés, que generan satisfacción al vivir la experiencia y por ende se logra el aprendizaje.

Un alumno que no copia, que expresa que no quiere ir a clases, que no está motivado para aprender es un indicador que debe llevar al docente inteligente a reflexionar sobre sus actitudes, sus estrategias pedagógicas, su ambiente escolar y su relación con el estudiante. Si una vez realizados los ajustes persisten tales situaciones, entonces si es buen momento para solicitar la intervención de un especialista tanto para abordarte a ti, como al niño.

7 mar. 2011

¡Los genios no nacen, se hacen!¿Cómo estimular el aprendizaje en los niños? Por Lcda. Luisa Carrasquel.

El sueño de todo padre que espera un hijo o hija es hacer de este nuevo ser que llega al mundo una persona que pueda desenvolverse en la vida con soltura, que adquiera una madurez personal que le permita en el futuro establecer relaciones afectivas satisfactorias y que disponga de una capacidad mental con la que pueda adquirir conocimiento para desarrollarse profesionalmente y encontrar su camino de adulto en la vida laboral.

Muchas veces como sociedad, estamos rodeados de la creencia de que la gente inteligente nace, y que los menos capaces también, privilegiamos a uno de nuestros hijos porque son mas espontáneos y sociables, o tranquilos y estudiosos, mejores atletas o obedientes y comparamos con los otros que quizás no demuestren las características que como padres consideramos valiosas. ¡Grave error! Todo niño viene al mundo con una semilla de genialidad que solo espera desarrollarse.

Hasta hace muy poco tiempo se creía que durante los primeros meses de vida, los bebes únicamente dormían, comían, defecaban, veían muy mal, no oían nada y que hasta los tres meses no entendían lo que sucedía a su alrededor, siguiendo esta pauta se pensaba que dejarles dormir tranquilos y permanentemente estábamos creando un niño sano y tranquilo.

Actualmente las nuevas investigaciones aseguran que es muy conveniente estimular el crecimiento y el desarrollo de los sentidos (vista, oído, olfato, gusto) ya que favorece la coordinación muscular, aumenta la capacidad de concentración y prepara la capacidad intelectual del niño por lo que los hacemos inteligentes.

Los investigadores han puesto de manifiesto las insospechadas capacidades que disponen los bebes, son capacidades que hay que aprovechar, con la certeza de que van a ser definitivas para toda la vida, el primer año es decisivo para el desarrollo futuro del ser humano .Seis semanas antes de nacer , el feto puede utilizar de una forma activa sus sentidos, durante las primeras horas tras el nacimiento, posee un estado de alerta más prolongado que durante los dos meses siguientes, por ende captan a través de esos sentidos toda la información que perciben. Estas capacidades corresponden a habilidades para organizar las informaciones que reciben del medio ambiente y que son capaces de sacar sus propias conclusiones, almacenan dicha información y cuando llega el momento, echan manos de ella para utilizarla de forma adecuada, desarrollando así el pensamiento lógico. Es por ello que a veces los padres son sorprendidos con un juicio o razonamiento de su hijo de tres años que descubre que “papa le está mintiendo” por ejemplo. Así de que el mito de que “pobrecito los bebes no entiende” es totalmente falso.



Ser padres desde el punto de vista biológico es muy simple, pero ser padres competentes es todo un desafío, todos nacemos con una fuerte necesidad biológica de aprender, por lo que es un reto para los padres educar y estimular el aprendizaje desde el mismo momento del nacimiento antes de echarle la responsabilidad a los docentes 4 años después. Es innato en los niños las ganas de conocer, de desarrollarse y de hacer por si mismo algo grande. Ellos están dispuestos a conseguirlo porque traen consigo un potencial enorme, y para que esto lo consigan o no depende no de él, sino de sus padres y el ambiente en el que nacen. Si le proporcionamos las oportunidades, los estímulos adecuados, conseguirán que alcance todos los niveles para los que están dotados. Esto va mas allá de aprender a leer, disfrutar de las matemáticas y adquirir una gran cultura sobre las diferentes áreas de conocimiento, también los niños y niñas pequeños pueden desarrollar sus aptitudes físicas a un nivel excelente (como nadar, correr), familiarizarse con la música y convertirse en virtuosos del violín o piano, aprender informática o muchos idiomas. El objetivo no es convertirlos en genios, sino ayudarle a desarrollarse para que sean personas cabales competentes y felices.

Hay que educarlos, acompañándolos en el proceso a largo de los años, ya que los cambios se realizan de forma gradual y escalonada sin prisa, por ello ¡ármate de paciencia! Todas las experiencias de los niños pequeños les son útiles para aprender algo, pues su objetivo es conocer al detalle el mundo en el que viven, por eso hay que darle la oportunidad de explorarlo eso sí, evitando los riesgos o consecuencias negativas. El afecto acelera el desarrollo y la capacidad de aprendizaje, por lo que todo lo que un niño haga en un clima positivo de afecto va a incrementar sus capacidades de desarrollo y aprendizaje , así que las demostraciones de afecto lejos de perjudicar como algunos todavía creen , favorecen el aprendizaje.

Como reflexión personal , debemos considerar si estamos realmente como padres dedicándole el tiempo necesario para que nuestros hijos desarrollen ese potencial innato con el que nacen , y evaluar si nosotros somos los que inconscientemente le estamos colocando limites a estas capacidades. Las clases de deporte, música, idiomas, arte y el refuerzo pedagógico en el hogar, el estimulo y la motivación para aprender, las cualidades y el autoestima son tarea que padres competentes deben propiciar para el desarrollo de la genialidad que todos llevamos dentro.

Hiperactivos, autistas, asperger, con problemas de aprendizaje:¿Por qué deben estar estos niños en un colegio regular? Parte II. Por Lcda. Luisa Carrasquel R.

Uno de los principios en los que se orienta la educación del siglo XXI es el reconocimiento de la inclusión de la diversidad. El origen de este principio se sitúa en la Conferencia de 1990 de la UNESCO en Tailandia, donde se promovió la idea de una Educación para todos. A raíz de esta conferencia, en la llamada Conferencia de Salamanca en 1994, se da una adscripción a esa idea de modo casi generalizado como principio y política educativa, proclamándose principios que han de guiar la política y práctica en la construcción de una educación para todos. La Ley Orgánica de Educación Venezolana sostiene dicho principio (Articulo 14) y se asegura de que “se garantice la igualdad de oportunidades y condiciones para la integración de todos y todas en los diferentes subsistemas educativos” (Currículo Nacional Bolivariano), en consonancia con los dictámenes de la UNESCO.

La inclusión es un concepto teórico de la pedagogía que hace referencia al modo en que se debe dar respuesta en la escuela a esa diversidad. Su supuesto básico es que hay que modificar el sistema para responder a todos los alumnos, en vez de entender que son los alumnos quienes se tienen que adaptar al sistema, integrándose en él.

La educación inclusiva se presenta como un derecho irrenunciable de todos los niños, incluyendo a todos aquellos calificados con Necesidades Educativas Especiales (LOPNA Articulo 61). Pretende pensar las diferencias en términos de normalidad (lo normal es que seamos diferentes) y de equidad, en el acceso a una educación de calidad para todos.

La educación inclusiva no sólo respeta el derecho a ser diferente como algo legítimo, sino que valora explícitamente la existencia de esa diversidad. Se asume así que cada persona difiere de otra en una gran variedad de formas y que por eso las diferencias individuales deben ser vistas como una de las múltiples características de las personas. Por lo tanto, inclusión total significaría la apuesta por una escuela que acoge la diversidad general, sin exclusión alguna, ni por motivos relativos a la discriminación entre distintos tipos de necesidades, ni por motivos relativos a las posibilidades que ofrece la escuela.

Desde esta postura, el uso de espacios y tiempos separados para cualquier alumno en determinados momentos se niega por su carácter excluyente. Por ende, todos estamos llamados a participar activamente en el proceso de inclusión de todos los estudiantes con este tipo de necesidades educativas especiales.

Para ello también se cuenta en nuestro país con la Ley para las Personas con Discapacidad (2007), que tiene por objeto … regular los medios y mecanismos, que garanticen el desarrollo integral de las personas con discapacidad de manera plena y autónoma, de acuerdo con sus capacidades, el disfrute de los derechos humanos y lograr la integración a la vida familiar y comunitaria, mediante su participación directa como ciudadanos y ciudadanas plenos de derechos y la participación solidaria de la sociedad y la familia.(Articulo 1) , y quien incluye como personas con discapacidad: Las sordas, las ciegas, las sordociegas, las que tienen disfunciones visuales, auditivas, intelectuales, motoras de cualquier tipo, alteraciones de la integración y la capacidad cognoscitiva, las de baja talla, las autistas y con cualesquiera combinaciones de algunas de las disfunciones o ausencias mencionadas, y quienes padezcan alguna enfermedad o trastorno discapacitante, científica, técnica y profesionalmente calificadas, de acuerdo con la Clasificación Internacional del Funcionamiento, la Discapacidad y la Salud de la Organización Mundial de la Salud (Articulo 6).

Esta misma ley en el artículo 16 enuncia que… toda persona con discapacidad tiene derecho a asistir a una institución o centro educativo para obtener educación, formación o capacitación. No deben exponerse razones de discapacidad para impedir el ingreso a institutos de educación regular, básica, media, diversificada, técnica o superior … al igual que…no debe(ran) exponerse razones de edad para el ingreso o permanencia de personas con discapacidad en centros o instituciones educativas de cualquier nivel o tipo.

De negarse a aceptar este tipo de personas en los ambientes educativos, esta misma ley en el Artículo 82 expresa que… Las instituciones educativas públicas y privadas o sus directivos o directivas, según corresponda, que infrinjan el artículo 15 de esta Ley, serán sancionados o sancionadas solidariamente con multa de veinticinco unidades tributarias (25 U.T.) a doscientas unidades tributarias (200 U.T.).

En conclusión, tanto en La Declaración Universal de los Derechos Humanos, La Constitución Nacional de Venezuela, La Ley Orgánica de Educación, La Ley Orgánica para la Protección del Niño Niña y Adolecente, La Ley para las personas con Discapacidad, los principios que orientan el Currículo Nacional Bolivariano y el Sistema Educativo y La Resolución 2005 del ME sostiene que debe garantizarse la educación de este grupo sin discriminación, ajustada a sus necesidades, con la adaptación curricular necesaria para tal fin, y con la participación de la familia y la comunidad .

Por tal motivo si tal disposición es negada en algún centro educativo (publico o privado) por cualquiera de los integrantes del la Institución, la familia y el escolar está en la total potestad para dirigirse a cualquier instancia legal para hacer valer sus derechos. Al igual que todo Centro Educativo está en la facultad de informar a las instancias legales si cualquiera de sus estudiantes con necesidades educativas especiales se les viola el derecho a la educación, por negligencia familiar.

Hiperactivos, autistas, asperger, con problemas de aprendizaje:¿Por qué deben estar estos niños en un colegio regular? Parte I. Por Lcda Luisa Carrasquel.

Cuando asumimos como estudiantes de la carrera de educación hacer de esta nuestra profesión, independientemente del año en el que egresamos de la misma, poco se nos hace ver que la realidad de las aulas venezolanas dista mucho de la explicada en los libros. Nuestra realidad local nos coloca frente a salones con más de treinta estudiantes, cada uno con sus caracteres distintos, con historias, creencias y valores particulares, que desafían en muchas ocasiones nuestro carácter, creatividad y principios. Siempre he pensado que tener la misión de educar solo está reservado para espíritus grandes, y que es un camino similar al del minero que nos pone a prueba para encontrar diamantes entre millones de rocas ordinarias.

¡Pero esa fue nuestra elección ¡y con gran paciencia y flexibilidad debemos afrontar que cada día aumente la cantidad de estudiantes con necesidades educativas especiales que ingresen a nuestra sección y que requieran para el transito favorable de la vida escolar que efectuemos adaptaciones tanto en nuestro carácter, método de enseñanza, organización de nuestra aula y estilo de evaluación.

La Ley Orgánica de Educación (2009) es clara al garantizar “El acceso al Sistema Educativo a las personas con necesidades educativas o con discapacidad, mediante la creación de condiciones y oportunidades. (Artículo 6, C), por ello deja explicito que filosóficamente y basada en la corriente humanista… La didáctica está centrada en los procesos que tienen como eje la investigación, la creatividad y la innovación, lo cual permite adecuar las estrategias, los recursos y la organización del aula, a partir de la diversidad de intereses y necesidades de los y las estudiantes.(Articulo 14).

En pocas palabras, tanto la institución educativa (privada o pública por igual) y la docente del aula deben efectuar los ajustes necesarios para la integración favorable de dicho estudiante.

Uno de los principales requisitos para dicha integración son los valiosos informes psicológicos y psicopedagógicos conjuntos que debe tener el estudiante donde confirmen que tal proceso se puede hacer, no solo basta con un diagnostico de la dificultad que presente, sino una detallada y exhaustiva explicación de las formas y métodos como debe abordarse la integración en el ambiente escolar, la estrategia del aula a emplear para educar y el método de evaluación (estos últimos contenidos exclusivamente por el informe psicopedagógico). Sí, no se puede encasillar al estudiante por su diagnostico y mucho menos se puede evadir su presencia o participación en las actividades escolares, recuerde que uno de los fines de la educación es… desarrollar el potencial creativo de cada ser humano para el pleno ejercicio de su personalidad (LOE. Articulo 15, 1), por ende una docente inteligente y comprometida con su profesión se ajustara a las sugerencias en búsqueda de ese fin con total facilidad.

Ella podrá solicitar asesoría de parte de los especialistas involucrados en la atención individualizada de este estudiante bien sea si este atendido dentro de la Institución Educativa (para aquellas que tienen Aulas Integradas, Unidades Psicoeducativa o Departamentos de Orientación) o de forma privada por los profesionales independiente, para expresar sus dudas e informar los avances que obtiene el escolar.

Es necesario el conocimiento de la Resolución 2005 del Ministerio de Educación (1996) ,aun vigente, que contempla en el Articulo 3 que … Los planteles educativos oficiales y privados de los diferentes niveles y modalidades del sistema educativo deberán:

…Coordinar, conjuntamente con los servicios de apoyo, las actividades de diagnóstico, selección y desarrollo de objetivos, determinación y aplicación de estrategias de aprendizaje y evaluación, en función de las características de los educandos…

Y …adaptar el diseño curricular en atención a las características de los educandos con necesidades educativas especiales.

Esto requiere que los informes que usted reciba no los engaveten en la oficina de Dirección o en su maletín personal y los utilice a diario. Son muchas las experiencias exitosas en este ámbito que han logrado tener docentes que siguen las sugerencias y se nutren de la presencia de estos estudiantes en sus aulas de clases.

Evitemos enfrascarnos en evaluar a dichos estudiantes de la misma forma que estamos acostumbrados a hacer con los demás, pues si el informe sugiere que la evaluación debe “ser oral” , es porque está basado en “la potencialidad que tiene este estudiante”, debe conocer que según el Currículo Nacional Bolivariano contempla que en la evaluación…deben utilizarse formas variadas y diferenciadas en dependencia de los niveles de desarrollo alcanzados (en este caso por el estudiante) y … La evaluación como parte del proceso educativo, es …flexible…debe apreciar y registrar de manera permanente, mediante procedimientos científicos, técnicos y humanísticos, el rendimiento estudiantil, el proceso de apropiación y construcción de los aprendizajes, tomando en cuenta … las diferencias individuales (LOE. Articulo 44).



Es necesario que para lograr la integración y para que el estudiante pueda comportarse de esa forma positiva al ambiente, el docente debe… propiciar un clima favorable de diálogo abierto, franco y de respeto mutuo, que permita la participación, así como ganar confianza y seguridad en lo que aprende (CBN..)… por ende debe evitarse en todo momento la discriminación.

Salta, brinca y habla sin parar.¿Cómo vivir con un hijo con hiperactividad? por Lcda Luisa Carrasquel R.

Ser padres es una tarea que supone mucha felicidad, responsabilidad y cambios en la vida. Traer un bebe al mundo exige de toda la atención y paciencia que la familia puede prodigar, pero tener un hijo con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) representa todo un desafío.

El TDAH, como es conocido este déficit, tiene una incidencia cada vez mayor en nuestra sociedad, según la ANHIDA, Asociación de Niños con Hiperactividad Española, 1 de cada 8 niños alrededor del mundo nace con esta condición, por lo que requiere de mucha atención, y debe estarse claro que las conductas presentes estén más allá de solo “un niño malcriado y consentido”.

Estas son las conductas de un niño con TDAH:

• Es inquieto, excitable, impulsivo, no para de moverse. Tiene cambios de humor rápido y frecuente.

• Grita a menudo, se pone nervioso con facilidad, molesta a los otros niños.

• Se distrae con facilidad. Tiene dificultades para acabar lo que ha empezado y le cuesta centrar su atención.

• Deben satisfacerse sus demandas de inmediato, o abandona fácilmente.

• A menudo evita, le disgusta o es renuente en cuanto a dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (como trabajos escolares o domésticos), extravía objetos necesarios para tareas o actividades por ejemplo juguetes, ejercicios escolares, lápices, libros o herramientas.

• Se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes, es descuidado en las actividades diarias, mueve en exceso manos o pies, o se remueve en su asiento, abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera que permanezca sentado, corre o salta excesivamente en situaciones en que es inapropiado hacerlo.

Muchas veces tendemos a pensar que conductas hiperactivas e impulsivas en nuestros hijos se originan por los problemas que existes en el núcleo familiar. Aunque es de esperarse que durante los primeros años de vida, nuestros hijos sean explorativos, juguetones y logren cansarnos desmedidamente, estas conductas no son suficiente para llamarlo “hiperactivo”.

Cuando hablo del Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad me refiero a una patología de base biológica, que se expresa a través de manifestaciones en la conducta. No se deben confundir los síntomas ocasionados por acontecimientos como un cambio de colegio, una mudanza a otra localidad, un divorcio o problemas laborales con los del TDAH.

El TDAH suele darse en algunas familias, un historial médico familiar exhaustivo puede ofrecer pistas sobre su existencia. Los estudios familiares realizados con muestras clínicas han encontrado entre los padres de niños con TDAH un riesgo entre 2 y 8 veces superior al de la población normal. Recíprocamente, el riesgo calculado para un niño de sufrir el trastorno si uno de los padres lo padece es del 57%. Así, parece que gran parte del rasgo hiperactividad-impulsividad (70-90%) se debe a factores genéticos. Los estudios de genética molecular han relacionado el trastorno fundamentalmente con tres genes: uno de ellos en el cromosoma 5 y dos en el cromosoma 11.

Actualmente se ha descubierto que un desbalance en la producción cerebral de dos neurotransmisores (la dopamina y la noradrenalina) aunado a una menor actividad metabólica del lóbulo frontal de la corteza cerebral (responsable de controlar los impulsos y la atención) están presentes en la constitución cerebral de los chicos con el déficit.

Aunque muchos han sido los factores ambientales (tanto biológicos como psicosociales) relacionados con el trastorno, hasta la fecha ninguno (ni ninguna combinación de ellos) se ha demostrado como causa necesaria y/o suficiente para su manifestación.

En conclusión, debes reconsiderar tu creencia si tu hijo lo presenta, y solicitar la evaluación del especialista adecuado, haciendo una visita en primer lugar al pediatra o neurólogo, quien está en la capacidad de diagnosticarlo. Estos “motorcitos incansables”, deben ser evaluados los mas antes posible con la finalidad de que descarte que tales conductas no se deban al TDAH. La mayoría de estos chicos y chicas deberán recibir atención psicopedagógica individualizada, para aumentar su capacidad de atención y tener óptimos resultados en la educación, pues suelen presentar problemas de aprendizaje asociado, por lo que en la mayoría de los casos se le dificultara la interacción con el aprendizaje y el ambiente escolar. Una familia precavida y responsable solicitara una evaluación lo más pronto posible para orientar de forma adecuada el tránsito de su hijo por la vida escolar.

La creencia generalizada entre los profesionales y padres de que los niños “superan” el TDAH al alcanzar la edad adulta es errónea. Un diagnóstico adecuado y un tratamiento eficaz durante la infancia resultan de vital importancia, ya que pueden contribuir a aumentar la autoestima, a mejorar el rendimiento académico y las habilidades sociales, a solucionar problemas de comportamiento y a paliar los efectos a largo plazo del TDAH en la edad adulta .La atención psicológica y psicopedagógica es esencial en las diferentes etapas de la vida escolar.

Educar un niño con TDAH puede ser una tarea difícil aunque excitante. Los padres (¡también tú, papá!) deben prestarse apoyo recíprocamente, ser equilibrados, justos y ejecutivos en la resolución de problemas. Utiliza un lenguaje motivador y positivo para referirte a tu hijo, eso fomentara la motivación necesaria en él para que se esfuerce en dominar sus conductas problemáticas. Recuerda que hay conductas que corresponden a la hiperactividad (como la de mantenerse sentado por mucho tiempo o dormir tranquilo) que quizás no logres mejorar sin la ayuda de algún tratamiento farmacológico, pero debes asistirte de toda la ayuda que puedas obtener de un especialista para que en primer lugar conozcas que esperar de tu hijo, puedas ayudarlo y no pierdas la cabeza en el intento.

Dificultad para el aprendizaje de la matemática. ¿Cómo saber si estoy frente a una discalculia? por Lcda Luisa Carrasquel.

“La matemática es la ciencia del orden y la medida, de bellas cadenas de razonamientos, todos sencillos y fáciles. Con los números se puede demostrar cualquier cosa, las matemáticas son una gimnasia del espíritu y una preparación para la filosofía”. Gracias al aprendizaje de esta ciencia, la humanidad ha podido alcanzar innumerables logros que en ocasiones se encuentran silenciosos a los ojos de los inexpertos. Lástima que para un gran porcentaje de esta generación es común manifestar un rechazo al aprendizaje de la misma, siendo la carrera menos solicitadas en las universidades, y la que más alumnos aplazan durante la vida escolar.

Cuando el aprendizaje de esta ciencia se dificulta, extendiendose más allá de una simple creencia errónea, o de una predisposición al profesor que la enseña, debemos prestarle muchísima atención.

La Discalculia es un término que hace referencia a un amplio rango de problemas relacionados con el aprendizaje de las habilidades matemáticas. No existe una única forma de trastorno del aprendizaje de las matemáticas y las dificultades que se presentan varían de persona a persona y afectan de modo diferente en cada momento del ciclo vital.



La discalculia o dificultades en el aprendizaje de las matemáticas (DAM) es una dificultad de aprendizaje específica en matemáticas, es el equivalente a la dislexia solo que en lugar de tratarse de los problemas que enfrenta un niño para expresarse correctamente en el lenguaje, se trata en esta ocasión de dificultad para comprender y realizar cálculos matemáticos , afecta a un porcentaje de la población infantil (entre el 3% y el 6%), y desafortunadamente esta anomalía casi nunca se diagnostica y se trata adecuadamente. Según Hasaerts Van Geertruyden “...En el niño la discalculia existe como entidad, a la manera de las acalculias halladas en el adulto. Atañe a la función de cálculo en su conjunto, es decir, tanto la noción de numero como la ordenación y seriación del mismo”.

Como la dislexia, la discalculia puede ser causada por un déficit de percepción visual o problemas en cuanto a la orientación. El término discalculia se refiere específicamente a la incapacidad de realizar operaciones de matemáticas o aritméticas. Es una discapacidad relativamente poco conocida. De hecho, se considera una variación de la dislexia. Quien padece discalculia por lo general tiene un cociente intelectual normal o superior, pero manifiesta problemas con las matemáticas, señas y direcciones, etc.



Estas dificultades no deben asociarse con el retraso mental, no guarda ninguna relación con deficiencias en la escolarización, no esta relacionada con el déficit visual o auditivo, o el desconocimiento de los símbolos numéricos o escasa memoria auditiva.



Las personas que manifiestan esta inhabilidad puede tener dificultades frecuentes con los números, confusión de los signos:( +, -, / y ×,) reversión o transposición de números, dificultades con el aprendizaje de las tablas, itinerarios, cálculo mental, señas y direcciones, etc.

En ocasiones expresan buena capacidad en materias como ciencias y geometría hasta que se requiere un nivel más alto que exige usar las matemáticas. Pueden encontrarse dificultades con los conceptos abstractos del tiempo y la dirección. Incapacidad para realizar planificación financiera o presupuestos. Incapacidad para comprender y recordar conceptos, reglas, fórmulas, secuencias matemáticas (orden de operaciones), o dificultades para llevar la puntuación durante los juegos.



Hasta ahora se considera la causa de la discalculia lesiones cerebrales, alteraciones y fallas en la maduración neurológicas, inmadurez o problemas en lectoescritura, alteraciones de la psicomotricidad, falta de conciencia de los pasos a seguir ,dificultades en el pensamiento abstracto ,falta de motivación ,perturbaciones emocionales, problemas socioambientales trastornos de conducta (conducta impulsiva), problemas de memoria para automatizar las combinaciones numéricas básicas



La discalculia requiere una enseñanza especial, necesitan de programas especiales para estos niños con apoyo del psicopedagogo escolar. Tal déficit se debe descubrir a tiempo para que los resultados sean satisfactorios. Un buen profesor debe intentar que sus alumnos vean la asignatura de las matemáticas como otra más, que no la tengan miedo ni la aborrezcan. Que motiven a sus alumnos y se impliquen en conseguir que todos ellos alcancen el nivel necesario para su edad. ¡Qué bueno sería que las matemáticas se presentaran ante los niños, tal cual como la considero unos de los exponente más relevantes de la historia de la ciencia … Como el lenguaje que tiene la naturaleza para explicarse ante los hombres¡

¿Cuanto daño ocasiona el maltrato infantil? Por Lcda. Luisa Carrasquel

 La salud mental de toda persona depende en gran medida de la relación y los mensajes que esta recibe durante la niñez de parte de sus padres, familiares, maestros y amigos. Muchas veces como padres nos cuesta asumir que nuestras actitudes y reproches a nuestros hijos, pueden causar un daño emocional irreparable en la mayoría de los casos, que germinaran dentro del subconsciente del mismo, haciéndolo un adulto limitado, inseguro e infeliz. ¡Sí! Por nuestra insensatez.

Algunos de nosotros provenimos de la cultura del: “palo primero y pregunto después”, y aunque ya no residimos en casa de nuestros padres, es verdad que a veces tenemos dificultades en nuestra vida para sentirnos amados, seguros y felices. Pues bien ,de allí muchas veces proviene.

El maltrato es un tema muy serio que debe llevarnos a una revisión concienzuda del tipo de acciones que hasta ahora estamos haciendo, si no queremos perjudicar la vida presente y futura de nuestra familia. Según Dughi (1994), puede definirse el maltrato infantil “como toda agresión o daño producido al niño por sus padres, hermanos, familiares, maestros y otras personas a pesar de que sea hecho con la intención de disciplinarlo”. Advierten que hay maltrato también cuando no se atienden las necesidades del niño tales como: alimentación, salud, protección, afecto y cuidado. Se aclaran que existe maltrato físico, emocional, por descuido o el abuso sexual y que el maltrato puede producirse a través de golpes, insultos o abusos.

Teniendo claro esta definición, podríamos estarnos convirtiendo en unos maltratadores por ejemplo si no nos preocupamos por el tipo de alimentación que consumen nuestros niños, llevándolos a la obesidad o la desnutrición, también es un maltrato los gritos, las descalificaciones y los reproches, así de sencillo, cuando le decimos: ¡eres un inútil!, ¡un imbécil!, ¡tú me arruinaste la vida!, ¡nunca sabes hacer nada bien! o ¡ese muchacho es el diablo! , nos estamos consolidando como perfectos destructores de la autoestima de esa persona, tan esencial para el éxito en nuestra vida.

Las palizas, los golpes, cachetadas y mordiscos también son maltrato, así sea para corregir una acción negativa en el niño, que nunca estarán justificadas y jamás debe utilizarse como método de disciplina, además de ser ilegal, pues no solo lesionamos físicamente a la persona, sino la herimos emocionalmente, tan profundas que en ocasiones pueden llevarse por años, impidiéndole a la misma sentir amor y afectos por otros , recibirlo y expresarlo, limitando su desenvolvimiento en la vida familiar y social , y el resentimiento a la larga genera una enfermedad tanto en nuestras emociones, como en nuestro cuerpo.

Como padres debemos recordar que cuando se nos da el privilegio de traer a un bebe al mundo, automáticamente somos directamente responsables por él, ¡lo queramos o no!, cuando como papas decidimos abandonarlos y no hacernos cargos de él, igualmente estamos maltratando a ese niño, pues le negamos la protección, el cuidado y el afecto que merece para que pueda desarrollar su personalidad de forma saludable.

Cuando observemos a un delincuente, un golpeador, un drogadicto, un psicópata, un divorciado, un solitario, un asesino, un golpeador de mujeres, un resentido con la vida, un negativo que no prospera o un alcohólico estamos observando el resultado de un niño maltratado; la inseguridad, la negatividad y la poca productividad que tenga una persona a la larga se debe al conjunto de creencias que sus padres inculcaron, a veces con tan solo las palabras. De allí te recomiendo investigar como fue la vida infantil de Adolf Hittler, Charles Manson, Pedro Alonso López (el asesino de los Andes),Henry Lee Lucas, Luis Alfredo Garavito, asesinos que tanto daño causaron a la humanidad, y que todo se origino por la violencia verbal, física y los abusos que recibieron.

Hay muchos métodos para poder disciplinar a un niño que no esté portándose como nosotros esperamos, y que ecológicamente contribuyen al desarrollo emocional positivo, generando autoestima, felicidad y seguridad personal, es nuestra responsabilidad como adultos conocerlos, para poder detener cualquier conducta que pudiera generar el maltrato.

Las leyes también amparan a los niños, niñas o adolescentes que pudieran estar siendo maltratados por cualquier persona, así que si esta en nuestro conocimiento, es un deber ciudadano denunciarlo al Consejo de Protección al Niño, Niña o Adolescente más cercano en nuestra comunidad .¡Recuerda que quien está enseñando con palo, está enseñando a pegar!