"Bienvenidos al portal donde padres, estudiantes , educadores, profesionales y todo aquel interesado en el area de educacion especial y la psicopedagogia podra encontrar informacion de su interes"...Participa!!!!.




Buscador Interactivo

CONSULTAS ONLINE

CONSULTAS ONLINE

Nueva direccion

Nueva direccion

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE
Edades de 8 a 16 años

28 ene. 2014

Claves para ser un profesor exitoso ¿Cómo despertar el interés y la motivación al estudio en los adolescentes? PARTE II.

Para empezar a motivar a un escolar hacia los estudios hay que considerar su historia personal e intereses  e ir poco a poco sin pretender grandes avances de inmediato puesto que los cambios precisan tiempo, son lentos. Para conseguirlos hace falta que las ayudas no desaparezcan, por lo que hay que ser constantes.

Es bueno tener presente los siguientes principios y técnicas de motivación:
•Elaboración significativa de las tareas, es decir, cuando tienen sentido para el alumno y no se centran en lo repetitivo ni memorístico.
•Aprendizaje operativo y participativo, es más motivante que el individualista y competitivo.
•Las tareas creativas son más motivadoras que las repetitivas.
•La actitud positiva del profesorado provoca actitudes positivas en el alumnado.
•Las expectativas del profesorado son profecías que se cumplen. El alumno tiende a rendir lo que se espera de él.
•Es muy útil la evaluación continua, para suscitar la necesidad del esfuerzo continuado.
•Hay que tener en cuenta las diferencias individuales para lograr la motivación.
•Conocer los resultados por parte del alumno es un estímulo para corregir, mejorar y obtener más rapidez.
•La organización flexible del grupo aumenta la motivación.
•Las actividades han de estar graduadas, partiendo de las más fáciles. Así el alumno va obteniendo éxitos sucesivos.
•La motivación aumenta cuando el material didáctico utilizado es el adecuado.

Para que las actividades sean de interés de los jóvenes deben reunir las siguientes cualidades:
- Que la actividad permita al alumno tomar decisiones razonables sobre cómo desarrollarla y ver las consecuencias de su elección;
- Que la actividad permita al alumno desempeñar un papel activo: investigar, participar, etc.
- Que la actividad estimule al alumno a comprometerse en la investigación de las ideas y su aplicación a los problemas personales y sociales.
- Que la actividad implique al alumno con la realidad: tocando, manipulando, aplicando. Etc.
- Que la actividad pueda ser cumplida por los alumnos de diversos niveles de capacidad y con intereses distintos.
- Que la actividad estimule a los estudiantes examinar ideas, a aplicar los procesos intelectuales en nuevas situaciones.
- Que la actividad exija a los estudiantes a examinar temas o aspectos en los que no se detiene normalmente un estudiante.
-Que la actividad comprometa a los alumnos a la aplicación y dominio de reglas significativas, normas o disciplina.
Para lograr dichas actividades se requiere:
-Considerar medios y no fines;
- Ser apropiadas al grado de madurez de los alumnos;
- Han de ser variadas tanto en su contenido como en su forma de realización;
- Deben ser asequibles a las posibilidades de la escuela y del mismo local;
- Deben indicar con claridad lo que hay que hacer;
- Hay que informar exactamente de cómo hay que hacer lo que se pide;
- Hay que exigir constancia en su realización;
- Durante la realización de las tareas es necesario la asistencia y estimulo del profesor a los alumnos;
- Se debe exigir a los alumnos una esmerada presentación de los trabajos que se le asignan;
- No se debe exigir ni más deberes, ni menos, de lo que cada uno puede;
En consecuencia, hay que seleccionar todas las actividades cuidadosamente.

Para lograr los requisitos mencionados anteriormente se requiere de una orientación psicológica, importa fundamentalmente que:
- El alumno este bien motivado;
- Que haya logrado una buena comprensión inicial para que las primeras realizaciones no estén llenas de errores y se obtengan respuestas correctas tan pronto sea posible;
- La repetición necesaria para la fijación automática se haga cuando se ha obtenido la respuesta correcta ( si la reacción no es aún la adecuada, el que aprende no debe solamente repetir, sino buscar nuevas respuestas.
- Los ejercicios deben corresponder al nivel de maduración del alumno.

Para que las actividades logren el éxito deseado deberán darse las siguientes condiciones:
- Deberán estar muy bien relacionados con los objetivos y con el contenido de la unidad que se estudia;
- Deberán ser posibles, tanto en lo referente al tiempo requerido para su ejercitación como en lo que respecta al grado de dificultad que ofrece;
- Deberán ser: variadas, estimulantes e interesantes;
- Deberán estar precedidas de instrucciones completas y adecuadas;
- Deberán proponerse en el momento adecuado ( al comienzo de la clase o de la unidad, en su transcurso, si están relacionadas con una parte de la clase; a su término si el trabajo engloba todo el contexto de la clase o de la unidad );
- Se deberá exigir que los alumnos anoten, por escrito, tanto las tareas como las instrucciones, las cuáles deben escribirse en la pizarra y no sólo dictarse, a no ser que esos datos figuren en hoja impresa que se distribuirán entre los alumnos;
- Se deberá incentivar y motivar intensamente al que aprende, esa motivación dependerá fundamentalmente que el alumno haya captado la naturaleza del trabajo, su valor real y haya sido convencido de que podrá realizarlo porque no se sitúa más allá de su capacidad aunque puede constituir un desafío a su imaginación, creatividad tenacidad;
- Se deberá fijar el plazo de entrega de los trabajos. Una cierta premura tiene poder motivador. Se debe respetar el plazo para no ser injustos con los que han realizado el trabajo dentro del tiempo previsto;

- Se deberá corregir la tarea en el menor plazo posible. Así el alumno se verá beneficiado por el principio de refuerzo (los errores deben señalarse y analizarse, el trabajo debe ser apreciado y evaluado mediante conceptos, nota o simplemente comentarios, según el profesor juzgue más conveniente para el alumno o la clase). También se puede orientar al estudiante para que él mismo corrija su trabajo, suministrándole el patrón de corrección y supervisándolo en esa actividad. 

21 ene. 2014

Claves para ser un profesor exitoso ¿Cómo despertar el interés y la motivación al estudio en los adolescentes? PARTE I.

La adolescencia es una etapa muy particular. Marcada en la gran mayoría, por el desinterés, la apatía hacia todo aquello que represente un esfuerzo y la rebeldía. Un(a) profesor(a) de este momento de la historia, quien lucha a diario en las aulas de clases para lograr que esta generación alcance una educación practica para la vida , debe tener varios principios educativos bien internalizados en su búsqueda para despertar el interés. Como siempre comprometida con apoyar a todos los educadores que me siguen en esta sección, les  expongo aquí de forma sencilla y practica las claves para lograr el éxito:
Para que una persona preste atención a un contenido, este debe ser significativo, interesante, importante, aplicable y acompañado de una emoción intensa, y  en ausencia de esto la información presentada ni siquiera llegara a la corteza cerebral de nuestros oyentes ,  la gran parte de nuestra eficiencia está influenciada por nuestro estado emocional, por lo que para el logro de dicho aprendizaje y la demostración del mismo debe tener la persona un estado de ánimo positivo , optimista , relajado, que actúa facilitando la labor del  cerebro, debemos reflexionar si nosotros como docentes tenemos esa calidad de ambiente en nuestra aula a la hora de enseñar.
Si nuestro salón es un desastre, desorganizado, si nuestras clases son monótonas, alejadas de la actualidad, con pizarrones atestados de letras sin significado, si nuestro carácter es negativo, autoritario, e insultante, si estamos acostumbrados a resaltar las cualidades negativas de todos, si usamos mucho las expresiones “tu NO entiendes” “tú NO sabes”, “tu No respetas”, tu “nunca”, o tu siempre haciendo la gracias, tu NO; NO; NO, o puedes dar más. Créame  profesor  que aunque usted no lo esté haciendo de forma consciente, usted es el responsable de esas conductas negativas.
La interacción entre el maestro y sus alumnos es un factor muy importante para el logro de los objetivos. Para que sea exitosa esta debe tener tres cualidades, primero: “cada persona debe sentirse respetada y tratada adecuadamente”, segundo: “la gente debe obtener de esa interacción lo que espera de ambas partes” y tercero: “cada experiencia debe dar la sensación de complemento y de logro”.Tratar a nuestros estudiantes con el respeto que se merecen, fomenta respeto, ser un líder positivo y destacar siempre los aspectos positivos en un estudiantes, antes que los negativos, estimula al aprendizaje, tener unas expectativas saludables y positivas de nuestros estudiantes, da como resultados buen rendimiento en las actividades, y presentar las actividades de la forma más creativa posible, con ocasiones para experimentar, descubrir, construir y debatir logran que ninguna clase se quede sin copiar. La voz del docente debe ser positiva, estimulante, la actitud debe ser amistosa, comprensiva, respetuosa, siempre resaltando el SI, tú puedes, SI es fácil, SI me entiendes, SI quedo muy bien, SI estas mejorando, SI estoy orgullosa de ti.
Un salón de clases con aprendizaje efectivo luce brillante, alegre y cómodo. Hay que enriquecer las clases con estímulos externos, tales como carteles decorativos, visitas guiadas, películas, viajes, dramatizaciones. Debemos incluir la tecnología en nuestras clases, preparémonos con contenido actualizado y relevante, la planeación estratégica de una lección incrementa dramáticamente las posibilidades de coherencia, estructura e interés, que generan satisfacción al vivir la experiencia y por ende se logra el aprendizaje.
Las actividades regularse de tal forma que, a partir de lo más fácil, el alumno vaya obteniendo éxitos sucesivos.
El grado de dificultad de la tarea ha de ser el más adecuado favoreciendo el próximo paso de los alumnos. Si la exigencia es poca porque la tarea es percibida como muy fácil, los alumnos pierden el interés. Si la dificultad es excesiva porque la tarea es percibida como muy difícil, pierden así mismo el interés todos los alumnos, especialmente los menos capaces.
Por eso consiste en estimular el esfuerzo y en establecer una dificulta d razonable para que una tarea sea posible.

Un buen profesor jamás utilizara de excusa, cuando más de la mitad de su clase obtenga una baja calificación o tengan que ir a reparación a la sociedad, a los padres, a la crisis, o a la nueva generación, se comprometerá con crear un ambiente que facilite y estimule a aprender, y se separara de creencias limitadoras (como la falta de tiempo) para acercarse sinceramente a sus estudiantes y los apoyara para el logro de las metas. Ninguna materia es difícil, a menos que sea así en la mente de su facilitador.

14 ene. 2014

¿Quién educa a nuestros hijos?

En la actualidad la carrera del docente está enfrentando los desafíos de enseñar a esta generación de principios de siglo, cargada de creencias, actitudes y valores que en gran mayoría no concuerdan con los que anteriormente considerábamos “normales” o “aceptables” para la sociedad. Es una realidad que los chicos (cas) están expuestos a mayores niveles de información y que la situación de la sociedad venezolana y de la familia también ha cambiado,  impulsando a las madres , que anteriormente asumían la labor de educar a los hijos , a pasar más horas fuera de casa trabajando para contribuir con la economía familiar, padres que atraviesan divorcios, separaciones o conflictos legales que por alguna razón se alejan de sus hijos, relegando la significativa función de educar a la televisión, el internet, o a los amigos.
Educar corresponde a los padres, incluso abuelos y abuelas,  es un proceso que se inicia en el mismo momento que recibes al bebe en brazos, debemos evitar la creencia de que la función recae sobre el docente, quien recibe al niño o niña luego de 3 o 5 años de estar dentro del conjunto familiar, y que solo convive con este por 20 horas a la semana. El docente es coadyuvante en el proceso educativo, al igual que cualquier otro integrante que sirva de cuidador o tutor del chico o chica. Por ende es responsabilidad de la madre y el padre la educación en las actitudes, creencias y valores de este bebe.
El Psicólogo Infantil Alfonso Fouce,  y Marc Giner, Psicopedagogo y Logopeda, ambos con amplia experiencia en el tratamiento de los trastornos emocionales en los niños señalan  20 errores que “no” debemos cometer en la educación de los hijos:
1. Comprarle todo aquello que nos pida.2. Darle siempre la razón cuando tenga un problema.
3. Dejarle que hable mal (digan groserías o griten u ofendan a otros porque todos sus amigos lo hacen.4. Ponerle un televisor y/o una computadora en su habitación (con acceso ilimitado a internet por supuesto y si puede ser con la playstation)5. Avergonzarnos cuando hace una rabieta y no corregirla.6. No darle abrazos ni besos, ni decirle lo importante que es para nosotr@s.
7. No exigirle en relación a la escuela ni en las tareas de la escuela.8. No castigarle ni llamarle la atención sobre su conducta nunca.9. Castigarle cada día de acuerdo al estado de ánimo del padre.
10. Que la madre le diga que no a una cosa y el padre la consienta o viceversa. 11. Chillarle o estresarnos cada día para que haga lo que le exigimos. 12. No jugar ni hablar tranquilamente nunca con él o ella.13. No establecer ni unos horarios ni unas reglas del juego mínimas. 14. No pedirle que colabore con la casa en las cosas que están a su alcance.15. Permitirle las mismas cosas que a sus hermanos mayores, o prohibirles a estos porque sino el pequeño se enfada o hace una rabieta.16. No enseñarle unas normas y/o valores, sean del tipo que sean.17. Creer que nuestro hijo siempre nos miente, acabará haciéndolo.18. Creer que nuestro hijo es malo, acabará siéndolo.19. No darle buen ejemplo. 20. No hacer lo que les decimos a ellos que deben hacer.
Tener presente estas 20 consideraciones que debemos evitar en la educación de nuestros hijos nos servirá de orientación para organizar un plan de vida orientado a formar a una persona exitosa, educada, organizada y estable emocionalmente.
Pero ¿Qué hay del papel del docente dentro del aula? Pues, la escuela en la actualidad debe impulsar en su comunidad “la escuela de padres” donde deberá facilitar toda la información relevante para una educación sana y asertiva dentro del ambiente familiar, resaltando una formación que se oriente por estos simples pero significativos principios.
Educa con afecto: Dar afecto es el acto educativo más profundo de todos. Evitar el trato frio y mecánico solo ocasiona un desarrollo educativo lento y poco solido. Expresa tu afecto de manera clara .Reconoce logros y corrige errores de manera constructiva. Expresa tu emoción y tu gusto al verlo que avanza en su desarrollo personal, si percibe errores hazle sugerencias para mejorar. De esta manera estarás estimulando su autoestima. Le enseñaras que nadie es perfecto, pero que todo logro, así sea pequeño, será valioso.
Escucha y procura hacerte entender: Los malos entendidos son un fenómeno frecuente entre los seres humanos. Por lo general queremos escuchar aquello que nos conviene entender. En medio de un sin fin de palabras, nos ganan las emociones y las discusiones se vuelven absurdas. Por ello es recomendable no discutir con los niños, cuando quieran algo que no sea razonable para tal o cual momento .Por lo general los niños insisten, por ello es necesario repetirlo una o varias veces para que comprenda razones y no imposiciones del adulto, esto permitir que entienda mejor las cosas.
Da al niño las indicaciones estrictamente necesarias. No le digas todo lo que tiene que hacer o dejar de hacer. En ocasiones nos preocupamos demasiado por lo que hacen los niños a solas, o no permitimos que realicen cosas que puedan causarles algún daño físico. Sin embargo, con esto restamos creatividad, independencia y seguridad, por eso, es aconsejable que aceptes a tu niño tal como es.
Sé perseverante y ten mucha paciencia Cuando se educa a un niño con mucho afecto y cariño, es sencillo ser perseverante y paciente. No es conveniente desesperarse y gritarle o reprimirle físicamente, lo mejor es hablarle con tranquilidad y explicarle que se puede aprender de los errores y los fracasos.
Educa con sencillez .Llegar a hacer cosas valiosas con sencillez es una gran virtud. A veces pensamos que educar es una tarea complicada; sin embargo, si actuamos con sencillez y claridad puede no serlo tanto.
Pide al niño que haga cosas justas. Sera injusto pedirle que recoja juguetes que el no tiró y que vea al responsable que no hace nada. Sera injusto que solo el te ayude a lavar los platos y los demás jamás ayuden. Cuando le solicites que realice una tarea o un mandado, trata que sea en un momento adecuado, no seas inoportuno; es decir, no interrumpas los momentos que le son más agradables.
Educa con el ejemplo Lo menos que se puede hacer cuando se educa a un niño es formarlo con el ejemplo. Los niños aprenden mucho de las personas que son importantes y significativas para él, en este sentido los adultos son una importante fuente de imitación para los niños. Si percibes que tales personas dicen algo pero hacen una cosa muy distinta, tendera a tener principios no muy firmes. Una educación profunda comienza con el ejemplo. Por último “cumple lo que prometes”. Así que no delegues a otro lo que te corresponde hacer. Si quieres una sociedad más justa, educa a tus hijos.¡¡¡¡ Por allí se empieza!!!!.